Alien vs. Predator, la trama

Alien vs. Predator

La película Alien vs. Predator, dirigida po Paul W. S. Anderson, fue estrenada en agosto del año 2004. El filme se basó, por un lado, en las correspondientes franquicias de ciencia ficción Alien y Predator (conocida por su nombre en español Depredador), y al mismo tiempo en un cómic de 1989 y en un popular videojuego de 1994, ambos bajo la misma idea.

El argumento central de la película es, por supuesto, la batalla entre estas dos célebres criaturas, posiblemente dos de los monstruos más emblemáticos en la historia del cine de ciencia ficción.

Sin embargo, la historia tiene mucho más que sólo este elemento básico en su desarrollo.

La trama central

El filme transcurre en la época presente, más específicamente en el año 2004, a diferencia del resto de las entregas de la franquicia Alien, situadas en el futuro. Un grupo de científicos que investigaba una fuente desconocida de calor emanando desde las profundidades de la Antártida, descubre una gigantesca pirámide bajo la superficie del continente helado.

Este grupo de investigadores trabaja para el magnate industrial Charles Bishop Weyland, personaje interpretado por Lance Henriksen, el único actor en la película que fue parte de las franquicias originales, quien tiene la intención de quedarse con esta misteriosa estructura para su propia compañía.

El equipo se establece en un pueblo ballenero abandonado, y desde allí logra descender hasta la antigua estructura a través de un misterioso túnel, recientemente creado desde el espacio por un grupo de tres Depredadores. Éstos llegan a la pirámide justo en el momento en el que los investigadores despiertan involuntariamente a una Alien reina.

Los xenomorfos (es decir, las criaturas de la franquicia Alien) comienzan a reproducirse rápidamente utilizando a los humanos, y eventualmente se involucran en una batalla feroz contra los Depredadores, quedando los pocos humanos sobrevivientes literalmente atrapados en medio de este enfrentamiento dentro de la pirámide.

Batalla y desenlace final

La batalla entre estas criaturas se desarrolla mientras los científicos logran descubrir que gueron los mismo Depredadores quienes habían creado aquella estructura hace miles de años. Esta civilización fue la que enseñó a los humanos a construir pirámides, y al mismo tiempo los utilizó desde aquella época para criar xenomorfos, que luego utilizarían para practicar técnicas de caza. El sistema de cierre de la pirámide no era otra cosa que una medida de seguridad de los Depredadores.

Eventualmente, Alexa Woods, la última sobreviviente de los humanos, forma una alianza con el último de los Depredadores, para impedir juntos que los xenomorfos lleguen a la superficie del planeta Tierra. Juntos logran destruir a la xenomorfo reina, aunque el último de los Depredadores muere en el proceso. Sobre el final, una nave espacial de Depredadores llega al planeta, y una de estas criaturas presenta a Woods una de sus armas, a modo de retribución por su coraje.

El filme termina con un final en suspense, cuando uno de los xenomorfos emerge de las entrañas del Depredador muerto dentro de la nave espacial.